Tag Cloud

Vive cada día NO como si fuera el último, sino como si fuera el primero

18/04/2017

Siempre hemos oído hablar de la frase “Vive cada día como si fuera el último” pero por qué no le damos una vuelta y ¿VIVIMOS CADA DÍA COMO SI FUERA EL PRIMERO? Más adelante os explicaré el por qué de esta reflexión, pero tiene algo que ver con el “ESTAR PRESENTE AQUÍ Y AHORA” y con una etapa en mi vida de encierro y reflexión. Pero como os voy contando los posts de forma cronológica prefiero no precipitarme e ir por orden; de todas formas esta reflexión me gustaría compartirla con vosotros ahora.

 

Es evidente que no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos y ya no sólo me refiero a personas (por defecto, percibimos la pérdida de un ser querido de forma lejana), también me estoy refiriendo a la vida en general.

 

La vida va pasando mientras hacemos nuestras cosas; vamos a nuestro trabajo cada día, formamos o no una familia, compramos una casa, un coche, viajamos o no, quedamos de vez en cuando con nuestros amigos, vamos superando dificultades y así, vamos pasando nuestros días, nuestros años, nuestra vida…

 

Y aquí viene la cuestión, ¿por qué a mi, personalmente, no me gusta la frase “vive cada día como si fuera el último”? pues porque para empezar no tendríamos ni la mayor idea de qué hacer, ¿qué haríamos? sí, nos levantamos todos los días con esa frase en la mente, ¿pedimos todos los días libres en el trabajo? vale, sí, durante un mes, pero ¿y luego? ¿te habrías ido de vacaciones unos cuántos días yo que sé a dónde o habrías hecho lo que te hubiese apetecido ¿y luego qué?

 

Respecto al tema afectivo, le dirías a tus  seres queridos que les quieres todos y cada uno de los días como si mañana no los volvieras a ver, e intentarías verlos….A mi eso me suena un tanto dramático además de que como ya he dicho antes tendemos a no pensar que la pérdida nos vaya a pasar a nosotros por lo que no lo tendríamos presente y lo haríamos los dos-tres primeros días y luego llevaríamos una vida de lo más normal.

 

¿Pero y si vivimos cada día como si fuera el primero? ¿qué ocurriría si mirásemos cada día a las personas que queremos con sorpresa e ilusión, descubriendo que están a nuestro lado compartiendo algo llamado amor?

 

¡¡¡Están comenzando una nueva vida con nosotros!!!

 

¿Qué pasaría si pisamos nuestro trabajo cómo si fuese la primera vez? ¿cómo hablaríamos con nuestros compañeros? ¿iríamos con las mismas ganas que las anteriores veces? ¿siendo capaces de olvidar rencores y malos rollos? ¡Es nuestro primer día!

 

Si salgo de casa, salgo viviendo el aquí y el ahora con la mente plena en lo que hago, porque es la primera vez que lo hago, todo es nuevo para mi. Observaré la acera que piso, los coches, el ruido de sus motores, miraré el cielo; si está despejado me hará daño la luz del sol y me preguntaré qué es eso tan bello, si está nublado y llueve, disfrutaré de las gotas de agua sobre mi cuerpo y tendré la sensación de frío. Pasearé por un sitio lleno de vegetación, quizá sea un parque con árboles, escucharé a los pájaros cantar, puede que tenga sed y beberé de una fuente y disfrutaré de agua fresca que rozará mi boca y mis labios. Veré a un perro que tocaré, ¡qué suave! o ¡qué áspero! pero de todos modos, qué cariñoso, se mete entre mis piernas.

 

Disfrutaré de un buen plato de comida, me concentraré en lo que hay en la mesa, lo oleré y lo degustaré como nunca. Y por la noche, miraré al cielo y veré unos puntitos brillantes, ¿qué serán? ¡oh! qué precioso el cielo en su inmensidad con su luna que ilumina mi noche y me acostaré sintiendo en mis pies las frías sábanas que rozaré suavemente hasta calentarlas.

 

Y ese soy yo, el que estoy descubriendo cada día y el que me gusta ser.

 

¡Eso es un gran día!

 

Vivamos siendo conscientes de lo que hacemos porque esa será la única forma de disfrutar de la vida y, sobre todo de darnos cuenta de que lo que estamos haciendo merece la pena o no. Si vivimos como máquinas, es imposible disfrutar y mucho menos darnos cuenta de si somos felices en nuestro camino o no.

Por otro lado, si estamos centrados en lo que estamos haciendo, no dejamos que los pensamientos negativos influyan en nuestro día a día. Pero eso ya lo trabajaremos más adelante.

 

Os cuento un secreto: “EL AQUÍ Y EL AHORA” o “MENTE PLENA” se llama MINDFULNESS.

 

 

 

Gracias por leerme,

 

Cepeese.-

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
Sígueme 
  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

Y ellos se fueron - YouTube

03/07/2017

1/2
Please reload

Tags
RSS Feed
Please reload

Please reload

La historia de una niña de 13 años con trastorno de estrés postraumático en continua lucha de superación personal, búsqueda de la felicidad y motivación para salir del abismo de la bulimia; uno de los trastornos de la conducta alimentaria TCA más comunes. 

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon

© 2017 Porque la vida es ahora - blog